21 de noviembre de 2012

La Presentación de la Santísima Virgen en el Templo

 

Tomado de: www.arcadei.org/blog
 
Presentación de la Virgen 01 (01)
El objeto de esta fiesta no figura en la Sagrada Escritura, sino en los apócrifos, sobre todo en el llamado protoevangelio de Santiago. Cuando el nacimiento futuro fue anunciado a Santa Ana, prometió ésta consagrar la criatura al Señor. Por eso fue entregada en una casa en que sólo eran admitidas las vírgenes de Israel. Después, a los tres años, fue llevada al Templo. Fue allí criada como una paloma y los ángeles la alimentaban. Hasta aquí la Leyenda (en el sentido de historia que debe ser leída).
La fiesta comenzó a celebrarse en Oriente desde el S. VIII y llegó a ser fiesta de guardar. Llámasele de esta forma: “Entrada de la Madre de Dios en el Templo”. Fue introducida en la Iglesia Romana por un enviado del Rey de Chipre que estuvo en la corte de los papas de Avignón (1371). Sixto IV la extendió a toda la Iglesia en 1472. San Pío V la suprimió, pero algunos años después fue restablecida.
San Ambrosio describe con mano maestra la vida recoleta de María: “Fue tal María que su sola vida es una norma para todos. El retiro propio del pudor, la intrepidez de la fe, el homenaje de la fe, la sobriedad en la comida, la multiplicidad en los quehaceres, el descanso necesario y el espíritu vigilante”.
Fuente: Dom Pius Parsch, El Año Litúrgico, Ed. Desclée de Brouwer, 1948

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada